Novedades

Es creciente la escasez de agua dulce a nivel mundial. Es necesario afrontar la escasez, ésto requiere solucionar problemas culturales y éticos, problemas de igualdad y de derechos.

dia mundial del agua: afrontar la escacez de agua

Es creciente la escasez de agua dulce a nivel mundial. Es creciente la necesidad de cooperación y de integración para garantizar una gestión sostenible, eficiente y equitativa de los escasos recursos hídricos. 

Afrontar la escasez requiere solucionar problemas culturales y éticos, problemas de igualdad y de derechos.

Los desequilibrios entre la disponibilidad y la demanda, la degradación de la calidad de las aguas subterráneas y las aguas superficiales, la competencia intersectorial, las disputas interregionales e internacionales giran alrededor de la problemática de cómo afrontar los escasos recursos hídricos.

Sufrirá escasez de agua dos tercios de población mundial en el 2025.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advirtió: para el año 2025 mil 800 millones de personas vivirán una drástica falta de agua, y dos tercios de la población mundial enfrentará escasez.

"Hacer frente a la escasez de agua requiere ocuparse de numerosas cuestiones, desde la protección del medio ambiente y el calentamiento global al reparto equitativo del agua para el regadío, la industria y el uso doméstico".

La escasez en el Mundo.

Según la FAO, a nivel mundial, mil 100 millones de personas no tienen acceso a agua potable en cantidad y calidad adecuada para sus necesidades diarias. La agricultura es el primer consumidor de agua a nivel mundial, con un 70 por ciento de toda el agua dulce procedente de lagos, cursos de agua y acuíferos. La mayor parte de los países de Medio Oriente y el Norte de África sufren de una acuciante escasez de agua, como sucede en México, Pakistán, Sudáfrica y extensas zonas de China y de India. Gran parte de la solución contra la escasez de agua está en las técnicas agrícolas para un mejor aprovechamiento de la lluvia. También, añadió, en la reducción del despilfarro en los regadíos y en el incremento de la productividad, junto a los cambios en la elección de cultivos y los hábitos alimentarios y de vida .

La escasez en el Valle del Río Colorado. En nuestra región la escasez del agua no es un gran problema aún, pero la tendencia es que con el tiempo esta situación se agravará. Toda el agua del Río Colorado que corresponde a la Provincia de Buenos Aires se encuentra distribuido entre los productores del valle, más los consumos urbanos de las localidades de Villalonga, Pradere, Pedro Luro y Ascasubi, que aumentan año a año.

A futuro, dentro de la misma Provincia de Buenos Aires existe la posibilidad de que Bahía Blanca demande agua para consumo humano e industrial además de una demanda potencial de agua por una posible área de riego en el norte del Partido de Villarino.

A esto podemos sumar el posible desarrollo de todas las áreas de riego contempladas por las otras provincias (Río Negro, La Pampa, Neuquén y Mendoza) que comparten el Río Colorado con nuestra provincia y que están reglamentadas por el COIRCO (Comité Interjurisdiccional de Cuenca), más el importante proyecto de trasvase de las aguas del Río Grande (afluente del Río Colorado) al Río Atuel (sur de Mendoza).

Otro problema latente es la contaminación con sales por el ingreso de agua del Río Curacó al Río Colorado. El agua del Río Curacó tiene un alto nivel de sales que podría limitar la actividad agrícola en las áreas de riego aguas abajo de su desembocadura.

En nuestra zona, en los últimos años se ha intensificado mucho la sistematización de tierras para riego, con el consiguiente aumento de la superficie regada. En los últimos años se han incorporado muchas hectáreas de riego en el valle, fundamentalmente por la presión del cultivo de cebolla, que demanda tierras nuevas para la siembra. La concesión de riego (derechos de riego) es de 138.000 hectáreas, en un total de 500.000 hectáreas del valle (desde Buratovich hasta Villalonga). A medida que aumenta el área bajo riego, se va a acentuar la falta de agua que obligará a mejorar la gestión incorporando nuevas tecnologías e infraestructura y por sobre todo mejorar significativamente la gestión del agua.

El Consorcio Hidráulico del Valle Bonaerense del Río Colorado se creó en el año 2007 y comenzó a funcionar en el año 2012, haciéndose cargo de la gestión de varios canales secundarios. El objetivo es mejorar la infraestructura existente y permitir una distribución más equitativa del agua en cada canal, con la mejora de la gestión y distribución del agua a cada regante.

Aún estamos lejos de situaciones tan críticas como en otros lugares de Africa, Asia y América pero no por ello podemos descuidar el tema y vivir pensando en que nunca va a faltar el agua en la Cuenca del Río Colorado. Este es un gran desafío que debemos afrontar desde ahora, ya que hemos tenido demostraciones de escases de agua en los últimos años.

Mariano Pla.